domingo, 27 de agosto de 2017

"No tinc por" (No tengo miedo)

Ayer asistí a la manifestación en Barcelona contra el terrorismo, que con el lema "No tinc por" (no tengo miedo) debería haber mostrado la unidad de la gente de bien frente a la barbarie. Desgraciadamente no fue así, e intento transmitir mi decepción, mi rabia, mi vergüenza ajena y mi miedo.





"NO TINC POR" (NO TENGO MIEDO)

“No tengo miedo”, tengo un gusto amargo
mezcla de decepción y rabia contenida.
Salimos a la calle buscando la unidad,
el mensaje era claro: olvidad diferencias,
los malos son los otros, los que matan
en el nombre del dios que reina en el infierno.

Éramos muchos,
pero faltaron más y otros sobraron.
Sobraron las banderas que separan,
en el día en que la única frontera
debía ser para todos la que cerca al terror. 
Sobraron quienes rompen
pancartas por la paz y la justicia
que no estaban escritas en su lengua,
que también es la mía.
Sobraron los letreros partidistas
en clave electoral o identitaria,
cuando somos un pueblo frente a la vil barbarie.
Sobraron esos gritos que rezumaban odio
contra nosotros mismos,
porque gritaban contra quienes vinieron a apoyarnos.
Sobraron unas bestias coreando “asesinos”
no a quienes han matado en nuestras calles
sino a aquellos que representan a la ley y al estado.
Y no os hablo de oídas, porque yo estaba allí
y me hicieron sentir vergüenza ajena

No quiero exagerar, los energúmenos
no eran la mayoría de la gente,
la mayoría silenciosa era de bien,
pero eran muchos
y no supimos, o quisimos, hacer que se callasen,
les dejamos tener la hegemonía.
Por eso me confieso
asumiendo la culpa que me toca,
al ver que casi todos los políticos
han declarado en clave “política-correcta”.
Y no ha de ser así, y hay que decirlo,
eso ayer no tocaba,
tocaba la unidad en el “No tengo miedo”,
aislar al terrorismo y sus soportes,
condenar al mal dios que inventan quienes odian,
y auxiliar a las víctimas con palabras y hechos.

Ahora “tengo miedo”,
miedo de que esta falta de unidad
y el odio entre los nuestros,
dé alas al terror y venza el caos.
Aún estamos a tiempo de luchar todos juntos,
si el sentimiento es puro y rige la razón.


Ricardo Fernández Esteban ©


















10 comentarios:

Terly (Juan José Romero Montesino-Espartero) dijo...

Aplaudo tu poema y tu falta de silencio. También yo dejé mi huella.
Un abrazo.

https://extremeoencatalua.blogspot.com.es/2017/08/encerrona.html

juan muñoz dijo...

Ricardo, estoy de acuerdo contigo, la situación actual(con matices) me recuerda el 1936 con la generalidad secuestrada por los extremistas

Conchita de Pedro-Juan dijo...

Hola Ricardo

Te felicito por tu exposición sobre "No Tinc Por" No has dejado cabo suelto. Mi apoyo total

Valoro tu valentia en decirlo.

Conchita de Pedro-Juan Cuadrillero

Jordi Cabré Carbó dijo...

No puedo estar mas en desacuerdo en tus conclusiones. Sea lo que fuera que oíste, en todos lados hay algún energúmeno que grita, que su primo es el de zumosol. Esos como el que se tira un pedo en la entrada de una conferencia hace mucho ruido y no por eso todos son marranos o maleducados. Pero ademas te diré, que si bien era una manifestación para protestar por lo ocurrido, en democracia la libre expresión es un derecho y mas en una manifestación.Estar en contra de unos asistentes por considerara que venden muerte es licito. Como asistir llevando la bandera española, estelada o Marroquí, mientras esa no sea una bandera que incite a la violencia. Tu opinión es valida, como la mía de todas maneras. Aunque la mía es liberal y demócrata. La tuya es intolerante y no se si monárquica o del PP, pero fuere lo que fuere, no es muy plural y si restringente con otras maneras de expresarse que son licitas.

Terly (Juan José Romero Montesino-Espartero) dijo...

Vuelvo para aplaudir de nuevo tu poema y aclarar a quien pueda no tener las ideas claras, que el Rey no vende armas, lo hacen estas empresas:

goo.gl/AdC7AL

carlos oyague pasara dijo...

LAMENTO POR BARCELONA



La ruleta que giran los canallas
apuntó esta vez a Barcelona,
con la rabia y sangre con que abona
su demencia, la peste sin agallas.

Inocentes ajenos a batallas,
contra el odio mortal que no razona,
encontraron la muerte, cual ladrona
de paseos, por puertos y murallas.

Llora España su Rambla dolorida
en la tarde de azul mediterráneo
que la noche cubrió con negro duelo.

Mas, del luto saldrá la nueva vida
a vencer la locura del foráneo
que profana con sangre nuestro suelo.


Carlos Oyague Pásara

juan muñoz dijo...

Jordi cabré
Te aconsejo que reeleas lo que acabas de escribir
y a ver qué piensas
De un lado te llamas democrático y liberal y por el otro
Otro le acusas casi de"facha intransigente" al que no está contigo
No está contigo. UFF!!!!!!
Como se come esto?

Paradigma TV dijo...

Conmovido por el poema que es a la vez crónica periodística de una jornada histórica. Que se vuelva un himno y que la frase del dios del Infierno se convierta en mantra que repitan los imanes islámicos de buena fe, para condenar a los que se solazan con la muerte.

jorge pastor melo dijo...

Una barbarie hizo grietas y el peine desató los lamentos últimos, brizna del mediterráneo acogete al color iridiscente.

Ricardo Fernández dijo...

Xavier Prat me transmite este comentario para que lo publique:

"Totalmente de acuerdo con tu poema-escrito sobre la manifestación del sábado.
Si que teníamos miedo , miedo de los energúmenos antisistema y fanáticos independentistas que aprovecharon una manifestación luctuosa y además que podía haber sido conjunta y unánime de todos los españoles y de otros paises. No fué asi. Vergonzoso, inhumanos, indeseables, mercantilistas de la "bondad" y el buen hacer.
Gracias por tus palabras acertadas. Las suscribo.
Un abrazo"