sábado, 26 de mayo de 2012

El navegante de islas

Este poema lo escribí en Mayo de 2012 cuando estaba recorriendo el archipiélago del Dodecaneso griego, después de casi un mes de navegación por el Mediterráneo y ya próximo el regreso a Barcelona. Influenciado por tanta isla, dejé una reflexión sobre la pasión desmedida por ampliar islarios.

El puerto de Hydra

EL NAVEGANTE DE ISLAS

El navegante salta de isla en isla
buscando la imposible perfección.
Por eso, nunca se aposenta y sigue
hilando con su barco singladuras.
¿Quién sabe definir lo que es perfecto?,
¿quién puede asegurar que la siguiente
no tendrá aguas más limpias, o más bosques,
o el óptimo refugio al viento duro?

Así, su travesía es un rosario,
las cuentas son las islas, los misterios
agrupan archipiélagos, los mares,
se recitan en cada letanía
y el conjunto es un círculo vicioso
que impide disfrutar lo descubierto.
Odiseo, sin Ítaca en su mente,
ha de seguir rompiendo mil azules,
en busca de incógnitos perfiles
a los que dirigir, firme, la proa
si los vientos se entienden con las velas.

Pero toda Odisea tendrá fin,
acabará su recorrido el día
en que su nave, harta de fondeos,
decida embarrancar en cualquier costa.
Y, si es un navegante afortunado,
la isla será normal, con sus carencias,
en la que, sin embargo, residir
sea asunto agradable. Allí podrá
soñar en imposibles  ideales
mientras disfruta de la imperfección.

Ricardo Fernández Esteban ©

Amanecer en Diafani (Kárpazos)

Éste es el cuaderno de bitácora que resume mis singladuras por el Medirerráneo en ese mes de Mayo de 2012

Luego he tenido la suerte de que Maira Fournari, me haya traducido al griego este poema y otros seis que publicamos el año pasado en un plaquette bilingüe Islario de pasiones/ 
Νησολόγιο παθών




Ο ναυτίλος νήσων

Πηδά ο ναυτίλος από νήσο εις νήσο
απίθανη τελειότητα ζητώντας.
Γι' αυτό, ποτέ δεν στέκει, συνεχίζει
υφαίνοντας τον πλου με το καράβι.
Ποιος ξέρει να ορίσει τι ‘ναι τέλειο;
Ποιος να πει πως το επόμενο νησί
θα’ χει νερά διαυγή ή δάση πλείστα,
απάγκιο ιδανικό σε δριμύ αέρα;
Έτσι, ο πλους του θυμίζει κομποσκοίνι,
οι χάντρες γίνονται νησιά, και οι ευχές
συνθέτουν αρχιπέλαγα, οι θάλασσες
να ψάλλονται σε κάθε λιτανεία
κι όλα μαζί να ’ναι ένας φαύλος κύκλος
που ανακόβει της ευρέσεως τη χαρά.
Ο Οδυσσέας, δίχως στο νου Ιθάκη,
χίλια γαλάζια πρέπει να διασχίσει
κρυφές ακτογραμμές αναζητώντας
για να οδηγήσει, σταθερός, την πλώρη
αν τα πανιά τα ‘χουν βρει με τους ανέμους.
Μα κάθε Οδύσσεια έχει ένα τέλος,
θα λήξει το ταξίδι της μια μέρα
που το σκάφος, χορτάτο από λιμάνια
λέει ν’ αράξει σ’ οποιαδήποτε ακτή.
Κι αν πρόκειται για ναυτικό με τύχη,
νήσο θα βρει κανονική, μ’ ατέλειες,
όπου να ζει κανείς, παρ’ όλα αυτά,
εύκολο θα ‘ναι κι όμορφο. Κει μέλλει
απίθανα να ποθήσει ιδανικά
ενώ απολαμβάνει την ατέλεια.

                                       (από νήσο εις νήσο…)


Ρικάρδο Φερνάντεθ Εστεβαν. Μετάφραση της Μάιρας Φουρνάρη


Adenda de septiembre de 2017: Desde este mes se puede acceder en "The Booksmonie. Poesía recitada" a un fichero con mi voz y los textos de tres poemas míos de "Islario de pasiones", éste, y Cuando muera que no me repatríen y Ese mar.





3 comentarios:

frelises dijo...

La inspiración que te lleva de isla en isla buscado sin pausa la musa de tu poesía. El dia que pares finalizarás tus versos. No te detengas de navegar ni de seguir escribiendo aunque sea desde puerto.
Espero que este final esté muy lejos y sigas viajando y sigas escribiendo poesia, por el bien de todos porque escribes muy bien.
Animos Ricardo desde la otra punta del Mediterraneo

Pedro Nicolás Frega dijo...

Me has hecho viajar "acompañándote" en cada travesía, me fascina el mar con la incógnita que propone, tal lo hace el cielo con las nubes y luego el infinito. Muy buenos tus poemas y en especial en éste recorrido marino. Mi saludos señor navegante y poeta. ¡Buenos vientos!

Pepa Llorens Llopis dijo...

Ricardo, engalanas las islas con tus letras, las haces poesia!